lunes, 4 de diciembre de 2017

Suecia, el país que más golosinas consume del mundo

Los suecos comen 17 kg por persona al año de dulces. La cifra más alta a nivel mundial, y el doble que la media de la Unión Europea.

En Suecia se venden 48.000 toneladas de golosinas al peso al año. Esta forma de comercializar golosinas es, por cierto, muy popular.



La venta de dulces suecos va en incremento año tras año. Los suecos comen 50 kg de azúcar por persona al año - tres veces lo que la OMS recomienda - y 25 por ciento de este azúcar procede de golosinas.

Hay razones históricas por las que Suecia es el mayor consumidor de dulces del mundo. Una de ellas es que durante siglos el azúcar fue muy escaso y las golosinas un bien de lujo. En la actualidad, la ingesta de dulces coincide con festividades y fechas señalas como Halloween, Pascua, Navidad, el solsticio de verano, la fiesta de primavera entera, y los viernes y los sábados.
Durante la Pascua el consumo de golosinas crece un 30% en Suecia.

Los suecos, por tradición, tienen un día en el cual los padres permiten a sus hijos el consumo de “chuches” aunque, como son muy golosos, también lo hacen cualquier otro día de la semana. Ese día es el sábado y se le conoce como el Lördagsgodis o el día del sábado dulce.

Al parecer, esta tradición se inicia en 1950 donde el gobierno sueco recomienda el consumo de golosinas a un día a la semana después de que estudios médicos determinaran que la aparición de caries procede de la ingesta de azúcar. Se determina que el mejor día para ello es el sábado puesto que se considera el más familiar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario